loader

EL PROCESO DE RECICLAJE

Una tecnología, tres fases. Gracias a este proceso de reciclaje, los productos higiénicos absorbentes usados que antes estaban destinados al vertedero o al incinerador, tienen una nueva vida.

FASE INICIAL

1 fase del proceso de reciclaje de productos higiénicos absorbentes

La recogida de pañales y compresas usados es el presupuesto fundamental del proceso de reciclaje: en Italia, 11 millones de ciudadanos aproximadamente tienen acceso a la recogida selectiva de productos higiénicos absorbentes usados. La recogida es llevada a cabo por operadores especializados a domicilio, en estructuras centralizadas como hospitales, residencias de ancianos, guarderías y centros municipales de recogida.

El material recogido se lleva a la planta de reciclado de productos higiénicos absorbentes, donde comienza el proceso de recuperación: los materiales se acumulan en la puerta de acceso y una vez allí se almacenan y se transportan hacia las unidades centrales de la máquina.

FASE CENTRAL

2 Fase del proceso de reciclaje de productos higiénicos absorbentes

Es el corazón del proceso de reciclaje de pañales durante la cual se elimina la parte orgánica de los productos usados.

Durante esta fase, el autoclave juega un papel fundamental: en su interior, mediante la combinación de vapor de agua a presión, los productos higiénicos absorbentes usados se esterilizan y tienen lugar la separación previa de sus componentes. Posteriormente, las cintas transportadoras llevan los productos al secador, donde tiene lugar el secado total de los productos. Este proceso permite la neutralización de los malos olores y la eliminación de todos los potenciales agentes patógenos.

FASE FINAL

La tercera fase del proceso de reciclaje de productos higiénicos absorbentes

Mediante un sistema de cilindros giratorios, una batería de separadores en serie permite separar y recuperar las materias primas secundarias. De cada tonelada de estos residuos se obtienen 150 kg de celulosa, 75 kg de plástico y 75 kg de polímero superabsorbente.

La celulosa reciclada tiene numerosas aplicaciones, incluida la fabricación de papel y la producción de tejidos nobles como la viscosa. El polímero superabsorbente se usa en el sector de la floricultura, para el aislamiento de cables eléctricos y en otras aplicaciones industriales. El plástico recuperado puede ser empleado en la fabricación de objetos para diversos ambientes, como casas, escuelas, oficinas y empresas. Desde el punto de vista de la economía circular, cada producto desechado tiene una nueva vida adquiriendo nuevos usos productivos.

LOGIN

LOGIN

Este sitio utiliza cookies, incluso de terceros, para enviar publicidad y servicios on line de acuerdo con tus preferencias.
Si necesitas más información o para desactivar todas las cookies hacer clic aquí. Al cerrar este banner, al desplazarte por esta página o haciendo clic en alguno de sus elementos, aceptas el uso de cookies. CIERRE